El origen de InSedentarios

Una de las cosas que me está gustando más de este proyecto es el crear una comunidad. Un grupo de gente que te sigue, te escucha y te comenta – ya sea en público o en privado – y que te sirve saber del acierto del episodio de esa semana. 

Una cosa está clara; no siempre puedes estar al 100% a pesar de que lo intento. Pero no siempre estás acertado en los temas, en el sonido – que en muchas ocasiones no depende de ti. Cuento todo esto por qué un seguidor que me escribe casi todas las semanas para darme su valoración del episodio quincenal, y yo le agradezco ese retorno, me preguntó: a mí me gustaría saber cómo tú has terminado en el autocaravanismo y cómo surgió InSedentarios como idea y como proyecto. Pues allá vamos. Va por ti Faustino. 

Vamos con la primera de las preguntas. Yo entro en este mundillo por mi compañera de vida, por qué ella había tenido ya una furgoneta camper y por qué tenemos dos perras y viajar con dos Golden Retriever, jóvenes y con muchas ganas de jugar es complicado. Entonces una furgoneta camper se convierte en la mejor de las opciones. La verdad es que no voy a contar mis primeras veces pernoctando por qué están llenas de ridículos y novatadas, llenas de torpeza, pero aun así tengo un recuerdo muy bueno y con muchas risas de esos momentos. 

Para comprar nuestra primera furgoneta cogimos una garrafa de cinco litros, y empezamos a meter monedas, cambios de la compra y lo que sacábamos de alquilar por noches la habitación que nos sobraba en el piso de Barcelona. Eso y la venta de una motocicleta de 500cc que yo tenía para entonces nos permitió dar la entrada de la primera furgoneta que fuimos equipando poco a poco. Esos fueron mis inicios. Pronto decidimos, viendo la oportunidad de mercado que ya empezaba a crecer, vender bien esa furgoneta, que tenía tan solo 3 años, e invertir en una Gran Volumen con techo elevable que disfrutamos durante 3 otros maravillosos años. Con esa segunda furgoneta nos dimos la vuelta a España. Estuvimos en Andalucía, Castilla León, Madrid, Valencia… en un montón de sitios. Me costó desprenderme de ella. Pero la familia crece y mi hija ya estaba dando guerra en este mundo y tuvimos la oportunidad de cambiar por una Challenger de 7 metros que nos permite estar dentro con más comodidades y con espacio para los 6. 

Pregunta número dos. InSedentarios nació por primera vez en O Grove, unos de mis rincones favoritos de Galicia. La primera vez que pernoctamos en un aparcamiento de una de las playas de O Grove coincidimos con un señor mayor, británico, que viajaba resiguiendo el viaje de novios que hizo con su mujer recientemente fallecida. Y para rehacer ese viaje se compró una VW California de segunda mano con techo elevable. Esa fue la primera vez que pensé: tiene que haber mil historias como esta y también más tristes y reales que esa. Esa me pareció romántica, a la par que triste. 

Des de ese momento hasta que nace InSedentarios han pasado más de 6 años. La idea no desaparecía, de hecho, iba apareciendo en mi mente de forma recurrente según viajábamos o iba leyendo artículos y contenidos sobre el mundo camper. Pero mi trabajo de entonces no me dejaba ni un ápice de tiempo para proyectos profesionales y personales. En pandemia la idea apareció de forma más recurrente que en anteriores ocasiones. Por qué no podíamos salir con nuestros vehículos, por qué empecé a consumir muchos de los contenidos de youtuberos y youtuberas y creadores de contenidos. Creo que los meses de confinamiento fueron mis meses más intensos de formación de nuestro mundo. Y además nosotros no pudimos ni salir en desconfinamiento porqué la pandemia nos pilló con el cambio de vehículo y este se retrasó en la entrega. 

Después de pandemia mi relación profesional con mi anterior empresa terminó, cogí un año sabático para viajar por España con la Gran Volumen y disfrutar de mi familia y al volver, además de otros proyectos profesionales volvió a aparecer, como no, InSedentarios. 

Los principios de InSedentarios no fueron muy esperanzadores. Presenté un dossier con el proyecto, lo puse en papel y fui a llamar a la puerta de dos medios de comunicación para presentarles el podcast y para pedirles que me acompañaran en mi proyecto. En ambas puertas me dijeron que no, que no le veían futuro. Fue entonces cuando tuve un encuentro con una compañera de la facultad de periodismo. Ella había trabajado en Onda Cero durante muchos años dirigiendo y presentando magazines. Mónica, junto con su compañero de vida y ex compañero de la radio, Edu, habían montado una productora de podcasts, EVOCO. Les conté mi proyecto, les enseñé que tenía en mente y ellos fueron y son mis partners en InSedentarios. De hecho, la mente pensante del nombre de InSedentarios para huir del concepto nómadas per se, fue idea de Mónica a la que debo estar eternamente agradecido. Y si alguno de vosotros llega al final de mis episodios sale una voz en off, la de Mónica, diciendo que InSedentarios es una coproducción de ExplicaT y EVOCO.

El estado actual es: el próximo 15 de marzo cumpliremos un añito y lo celebraremos, estamos en busca y captura de algún patrocinador que nos ayude a pagar el coste de producción del podcast por qué hasta ahora ha salido de mis ahorros. Pero estamos felices de que el proyecto está consolidado, con una comunidad que no deja de crecer en orgánico – sin un euro de publicidad – y que todavía tiene mucho recorrido por delante y las cifras crecientes de todas las semanas así lo confirman. 

Por cierto, he tenido la satisfacción personal de haber sido invitado a los dos medios de comunicación que dijeron que no a InSedentarios para hablar del podcast y en calidad de director del podcast. Pequeños premios que te da el esfuerzo y la perseverancia. 

¡Espero que la historia os haya sido interesante! ¡Hasta pronto!

Compartir

Escucha InSedentarios

Últimos episodios

Viajes

El Gran Viaje de los Cuple. Parte 3
Con Pablo y Belén

Camper, Viajes

El Gran Viaje de los Cuple. Parte 2
Con Pablo y Belén

Camper, Viajes

El Gran Viaje de los Cuple. Parte 1
Con Pablo y Belén